CONTENIDO

CRUCERO A COLONIA Y RIACHUELO

Actualizado: jul 24



Programado originalmente a Conchillas, adonde fueron los que salieron el viernes, la tanda del sábado compuesta por nueve veleros y un crucero, a sabiendas de las dificultades de calado que podríamos tener y a instancias de la propuesta del comodoro Viki, cambiamos el destino según lo siguiente.


Sábado

Derrota:  San Isidro Riachuelo dejando Diamante por estribor, navegando por el paso de los bergantines (islas de Hornos) y por entre las islas Lopez.


Navegación. Partimos 0500, Ale, Josefina, Cata y yo, a motor hasta cruzar el canal Mitre que coincidente con el momento de nuestro paso se encuentra con un triple cruce de buques comerciales.  De ahí, con leve N, con mayor y genoa, navegamos suavecito pero a buena velocidad hasta Diamante, luego de atravesar un banco de bruma que nos borronea el horizonte.  Allí, antes de cruzar el canal por el  par del Km 69.7, se reagrupa la flota. Los veloces esperan a los no tanto.El canal 18 VHF tiene con mucho trafico, van y vienen datos, comentarios, bromas..es el momento de navegar hacia el paso de los Bergantines. Todos a popa de Cejo


2, solo con mayor para bajar velocidad, armamos espontáneamente una fila india.

Las condiciones no pueden ser mejores. 

Navegamos rumbo E  de través hasta alcanzar el primer tercio del paso mencionado, y ahí derivamos hacia el S comenzando a navegar entre las islas.  El agua se mueve como si hirviera sobre las restingas y bajos demarcando claramente por donde NO debemos pasar.  De ahí a la boya de enfilación para hilvanar  las Islas Lopez, y después con el solcito del mediodía entibiando las cubiertas hasta Riachuelo.

Incidencias.  Fŕio, sol, bruma, mar llana, viento Franco y cubierta seca.

En Riachuelo. Copamos el muelle donde también se encuentra el Sebastián 1 de Fabian, otro del SE.

Domingo

Derrota.  Riachuelo Colonia.


Navegación . Zarpamos  a las 1300 un poco porque la niebla mantuvo cerrado el puerto y otro tanto por el puro placer de estar en el arroyo.   Antes de ello, nos visitan los vecinos “Cejo 2”, Viki y Ricardo, el que duerme como un expediente y Edgardo Bo, ciudadano de las dos orillas rioplatenses.  Entre mates, cafes y copas de vino  se suceden comentarios, experiencias y datos de la historia náutica de este tan querido “mar de Solis” que tanto conocen.  Tambien me aportan varios secretos sobre el Pleamar y su diseñador.

Después de 1 ½ horas de navegación de través sin novedad ya estamos todos nos amarrados al muelle de madera de Colonia.

En Colonia. A las 1700 reunión de tripulación en casa de Comodoro para organizar asado. Nos dividimos en “comisiones” y   mientras unos compran, otros ordenan y van al puerto a buscar bebidas en las muy bien provistas bodegas de los barcos.


De apoco va cayendo gente al baile, y a las 21.00 gracias al arte del asador Luis del Marcopolo,  la carne cruje en la parrilla, los aromas aflojan las glándulas salivales y empiezan a desfilar las bandejas con finos y jugosos cortes de asado y achuras criollas.   

La noche aunque fría es espectacular por su luna redonda y su cielo estrellado.  La reunión se extiende un poco mas alla de lo estrictamente gastronómico y resulta inmejorable oportunidad para intercambiar anécdotas, experiencias y opiniones.  Antes de iniciar la caravana peatonal hasta los barcos hacemos varias fotos grupales.


Lunes.

Derrota. 

Colonia San Isidro dejando las islas por el S.


Navegación.

Despues de las salutaciones y despedidas correspondientes, a las 10.30  bajo un suave viento del E, navegando en popa redonda vamos desandando millas hacia el Club.  Cruzamos el Mitre con agua suficiente para llegar a San Isidro sin inconvenientes.


Incidencias.

Sol, a veces nubes, viento franco, cubierta seca.

0 vistas